0

La Ley Innata

Hoy os quiero recomendar una obra maestra, si si, no estoy exagerando, al menos para mi lo es. La Ley Innata es el último LP del grupo, bueno tendría de decir del poeta Robe Iniesta, Extremoduro.

Se podría decir que el trabajo esta organizado como si de una opera rock se tratará, y tras una Dulce introducción, le siguen 4 movimientos para acabar con una Coda flamenca. Un total de 6 canciones, o fragmentos que giran sobre una misma melodía, y una misma concepción musical.

Reconozco que a mi me gusta mucho Extremoduro, básicamente considero que tienen muy buenas canciones, pero en este caso, todo el conjunto, hacen de la Ley Innata una auténtica joya. A mi personalmente me gustan mucho el segundo movimiento, Lo de fuera, una pieza de más de 10 minutos que cambia de ritmo, más de 3 veces en toda la canción, pero manteniendo un mismo hilo musical, y el cuarto movimiento, La Realidad, que se basa principalmente en la parte más lenta y más melódica de la que he citado antes, el segundo movimiento.

No es un disco para escuchar una y otra vez, sino como una buena opera, es un trabajo para escuchar de forma tranquila, y a ser posible de principio a fín, ya que es la forma en que el gran maestro Robe concibió el disco.

Más información en la Wikipedia y en la web oficial de Extremoduro.

Podéis escuchar el disco La Ley Innata en Spotify o en la lista que ha creado un usuario en YouTube del disco.

Yo os dejo con la letra de «el cuarto movimiento, la Realidad», y a desifrutar de esta obra maestra.

Agazapado espero como una rata
bajo las piedras escondido
por que a la vida era lo unico que le da sentido

Acostumbrado a escapar de la realidad
perdi el sentido del camino
y envejeci cien años más de tanto andar perdido

Y me busco en la memoria el rincon donde perdí la razón
y la encuentro donde se me perdió cuando dijiste que no

Hice un barquito de papel para irte a ver
se hundió por culpa del rocio
y me pregunto como vamos a cruzar el río

Y me busco en la memoria el rincon donde perdí la razón
y la encuentro donde se me perdió cuando dijiste que no

Sin ser me vuelvo duro como una roca
si no puedo acercarme ni oir
los versos que me dicta esa boca
y ahora que ya no hay nada ni dar
la parte de dar que a mi me toca
por eso no e dejado de andar

Buscando mi destino
viviendo en diferido sin ser ni oir ni dar
Y a cobro revertido quisiera hablar contigo
y así sintonizar

Para contarte
que quisiera ser un perro y oliscarte
vivir como animal que no se altera
tumbado al sol lamiendose la breva
sin la necesidad de preguntarse
si vengativos dioses nos condenarán
si por tutatis el cielo sobre nuestras cabezas caerá

Buscando mi destino
viviendo en diferido sin ser ni oir ni dar
Y a cobro revertido quisiera hablar contigo
y así sintonizar.