0

Todo lo que quiero por Navidad

Con este post os quiero desear un buen día (que en muchos casos será muy especial) a todos los visitantes de mi blog. Ya se que no sois muchos (lo digo por las estadísticas) pero como suelo decir muchas veces, más vale pocos y buenos, que muchos y malos.

He de decir que no sabía si poner un pequeño texto como en la mayoría de sitios para la felicitación, ya sabéis diciendo que sea un día especial para todos, que si bla bla, y demás cosas, cuando he pensado, si normalmente intento ser un poco diferente, porque no serlo hoy. Seguramente la cerveza que tengo entre las manos ahora en casa, ha influido en no decir las famosas palabras que empiezan por F la primera y por N la segunda, todavía.

Por lo que he decidido no escribir nada de mi propia cosecha, al igual que hice el año pasado, que felicite estas fiestas con una canción, hoy a la música le he añadido otro de mis hobbies, las películas. No tranquilos, no pondré ningún trozo de musical, eso sería torturaros demasiado, prefiero poneros la canción All I want for Xmas (Todo lo que quiero por Navidad), la canción de Mariah Carey en la versión cinematográfica de uno de mis films favoritos, Love Actually.

Ya hice un post dedicado a esta película hace unos meses, así que he decidido terminar mi post navideño de la forma que empecé aquel post (El amor esta en todas partes), porque así como en los restantes 364 días podemos criticar, renegar de los familiares y amigos, al menos por un día seamos un poco hipócritas y deseemos amor para todos nuestros alegados, porque al fin y al cabo es Todo lo que quiero por Navidad. Bueno venga va, sucumbiré a lo que hace la mayoría de la gente, Feliz Navidad!.

“Siempre que me siento pesimista por cómo está el mundo pienso en la puerta de llegadas del aeropuerto de Heathrow. La opinión general da a entender que vivimos en un mundo de odio y egoísmo, pero yo no lo entiendo así. A mí me parece que el amor está en todas partes. A menudo no es especialmente decoroso ni tiene interés periodístico, pero siempre está ahí. Padres e hijos, madres e hijas, maridos y esposas, novios, novias, viejos amigos… Cuando los aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas que yo sepa ninguna de las llamadas telefónicas de los que estaban a bordo fue de odio y venganza; todas fueron mensajes de amor. Si lo buscáis, tengo la extraña sensación de que descubriréis que el amor en realidad está en todas partes.”


http://www.youtube.com/watch?v=XVSmT4nNEkQ