0

Si no sirves, fuera

atención al clientePuedo entender a mucha gente y situaciones, pero al final pienso, ¿quién me entiende a mi?, no es egocentrismo, simplemente es que de la misma forma que puedo entender situaciones de terceras personas, me gustaría que esas terceras personas me entendieran a mi de vez en cuando.

Yo en algunas cosas soy muy drástico, lo reconozco, pero es que al final te sacan de quicio, y si no se toman medidas, mal. Yo puedo entender que una persona que se dedique a la atención al cliente pueda topar con miles de tipos, algunos simpáticos y otros muy desagradables, lo entiendo perfectamente, y eso al personal puede sacar de los nervios, pero me da igual si el anterior ha sido un borde, yo quiero que se me de un servicio correcto, no digo un servicio excepcional, pero tampoco pésimo, por lo que no tengo porque pagar la estupidez del cliente anterior.

Y aquí viene cuando soy drástico, lo siento, pero sino sabes gestionar las situaciones, no eres válido para ese lugar, y por tanto adiós. Me da igual que esa persona hubiera ganado unas oposiciones, si no eres apto para ese puesto, lo siento y a la calle. Ya sé que a veces esa persona no se irá teniendo el trabajo fijo, preferirá ser borde con el posterior, antes que reconocer que no es la persona adecuada para ese puesto de trabajo, pero ese momento es cuando alguien tiene de decir (director, superior, inspector, …), lo siento, no vales para esto, rescisión del contrato, sea privado o público.

Soy drástico, pero como dije antes, yo entiendo a todo el mundo, pero ¿quién me entiende a mi cuando voy a un lugar y quiero que se me de un servicio adecuado?, y la persona que está allí no es capaz de dármelo, y encima te trata como si te perdonará la vida, ¿perdón? Como dice el nombre de atención al cliente, estás para atender, no para crispar más al cliente.

Imagen original