0

Cuestión de sexo

Acabó de ver las dos temporadas de la serie televisiva de cuatro, Cuestión de sexo, aunque más bien yo lo llamaría Cuestión de parejas imposibles, porque creo que se adecua más a la historia de las tres parejas protagonistas. 26 capítulos y un especial, se dice pronto pero hay horas invertidas en mi sofá durante la quincena vacacional.

Las parejas imposibles, tema bastante recurrente en la televisión y en la gran pantalla, supongo porque hace gracia tratarlo, que lejos esta de la realidad bajo mi parecer. Las parejas donde difieren en gran medida no tienen futuro. En la convivencia sino hay un mínimo de conexión, la unión no tiene un gran recorrido. La curiosidad puede hacer que estas personas su junten, pero cuando llegan las discusiones, que suelen venir pronto debido a la diferencia de caracteres, toda gracia inicial pierde su encanto.

Pero volviendo al tema de esta entrada, cabe decir que la serie Cuestión de sexo me ha sorprendido, no porque el tema que trate sea nuevo, ni mucho menos, sino porque lo hace desde un punto de vista bastante humorístico, y con unos guiones bastante conseguidos.

Si se analiza las 3 parejas protagonistas, podemos decir que se ha buscado resumir en estos 6 personajes lo mejor de cada casa.

Diego y Alba (la pareja protagonista). Diego treintañero canalla e inseguro nos va narrando la historia de su matrimonio, que como se suele decir comenzó mal, con la llegada de una hija (un poco pendeja todo hay que decirlo) antes de lo previsto. Alba que intenta madurar con la presencia de un psicólogo por medio, quiere que Diego crezca. Como era de esperar después de muchas idas y venidas, acaban juntos de nuevo.

Óscar y Verónica. Esta si, bajo mi punto de vista claro, es la pareja más subrealista de todas. Abogado que lo tiene todo, se une con Argentina ambiciosa y manipuladora. Aunque parece que al inicio todo es muy bonito y podría reflejar muchas parejas reales, el pasado de verónica hará que no todo sea tan bonito. Hasta sus propios amigos no dan un duro por esa relación, y curiosamente al final de la temporada es la única que acaba rompiendo, bueno mejor dicho, Óscar acaba huyendo lejos de Verónica.

Y por último, Gabi y Elena. Elena que hace ya muchos años que ha madurado, se une a Gabi, adolescente con cuerpo de treintañero. Pánico a todo lo que sea crecer, y tomar responsabilidades, Gabi no se ve más obligado que seguir las deseos de Elena, bueno como la la mayoría de veces en la vida real, donde casi siempre el hombre es una marioneta a manos de la mujer (alguna crítica recibiré por este comentario me imagino, pero estoy dispuesto a discutirlo con cualquier persona).

No me gustaría olvidarme de los secundarios, y en especial Gonzalo, ese ingenuo joven incapaz de sacarse el carné de conducir aporta un toque de frescura a la serie, que creo que es de lo mas ingenioso de toda ella.

No sé si habrá tercera temporada (no he visto promos ni nada que diga que si), pero la verdad es que es una serie con la que me he entretenido bastante, así que espero que haya continuación, aunque a diferencia del final de la primera temporada, en esta última se dejan bastante atados todos los cabos, con lo que se me antoja que quizás la hayan dado por finalizada. Habrá que esperar.