0

Segovia y Soria

Catedral de Santa María de Segovia

Catedral de Segovia

La Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos de Segovia, conocida como la Dama de las Catedrales por sus dimensiones y su elegancia, es una catedral construida entre los siglos XVI y XVIII, de estilo gótico con algunos rasgos renacentistas.

La catedral de Segovia es una de las catedrales góticas más tardías de España y de Europa, erigida en pleno siglo XVI (1525-1577), cuando en la mayor parte de Europa se difundía la arquitectura renacentista.

Más información en la Wikipedia.

Acueducto de Segovia

Acueducto de Segovia

El acueducto de Segovia es un acueducto romano situado en la ciudad castellana de Segovia. Su construcción data de principios del siglo II d. C., a finales del reinado del emperador Trajano o principios del de Adriano. La parte más visible, y por lo tanto famosa, es la arquería que cruza la plaza del Azoguejo, en pleno centro de la ciudad.

Más información en la Wikipedia.

Palacio Real de La Granja de San Ildefonso

Palacio Real de La Granja de San Ildefonso

El Palacio Real de La Granja de San Ildefonso es una de las residencias de la familia Real Española y se halla situado en la localidad segoviana de Real Sitio de San Ildefonso. Está gestionado por Patrimonio Nacional y se encuentra abierto al público.

El Real Sitio de La Granja está situado en la vertiente norte de la sierra de Guadarrama, a 13 kilómetros de Segovia, y a unos 80 kilómetros de Madrid. Su nombre proviene de una antigua granja que los monjes jerónimos del monasterio de El Parral tenían en las inmediaciones.

Información extraída de la Wikipedia.

Palacio de los Condes de Gómara de Soria

Palacio de los Condes de Gómara de Soria

El Palacio de los Condes de Gómara es el edificio más representativo de la arquitectura civil renacentista de la ciudad de Soria.

El Palacio fue levantado por Francisco López de Río y Salcedo en el siglo XVI. Alférez Mayor de Castilla con Felipe II, lo mandó levantar desde 1577 a 1592. Eran ya por entonces señores de las tierras de Almenar y llegarían a obtener el Condado de Gómara en 1690. El título de “Condes de Gómara” les fue concedido a los miembros de esta familia noble en 1692 por el Rey Carlos II, el último de los Austrias.